jueves, 18 de julio de 2013

Reseña: La caza del Nigromante (La Horda del Diablo I), de Antonio Martín Morales.



¡Buenos días a todos! Espero que el verano esté yendo maravillosamente. Hoy no me enrollo mucho porque el calor está derritiéndome la sesera, así que sencillamente os dejo la reseña de, en esta ocasión, una relectura de un libro que ya en su día me encantó: La caza del Nigromante, primer libro de la saga La Horda del Diablo.

Ficha técnica:
Título: La Horda del Diablo I: La caza del Nigromante.
Autor: Antonio Martín Morales.
Género: Fantasía.
Páginas: 396
Editorial: Everest.
ISBN: 978-84-441-4437-5


Sinopsis: Novela de aventuras protagonizada por un héroe, Remo, que ha caído en desgracia tras sufrir la traición de su mayor enemigo. Como soldado, se verá mezclado en las luchas de poder de su reino, Vestigia. Y como mercenario proscrito, se enrolará en una extraña aventura para acabar con Moga, un poderoso nigromante enfrentado al rey. Durante la misión, saldrán a relucir las heridas de su pasado. Podré entonces demostrar su valentía, ayudado por un talismán mágico secreto.

Reseña:
Remo es un antiguo soldado de La Horda del Diablo, la compañía de cuchilleros más prestigiosa de toda Vestigia, pero ha sido exiliado y obligado a abandonar su lugar y ahora se gana la vida como mercenario y asesino a sueldo. Por eso, cuando le ofrecen una gran recompensa por asesinar a alguien que se hace llamar Moga El Nigromante no se lo piensa dos veces y acepta el encargo. Sin embargo, parece que este no va a ser un asesinato sin más: para empezar, parece que la persona que le ha contratado no ha sido todo lo clarificadora que debería, porque descubrirá que ese encargo no ha sido designado solo a él; tres asesinos más tienen exactamente el mismo objetivo. Esa solo será la primera de muchas sorpresas en esta novela llena de aventuras, guerras y fantasía. 
“Cuatro de los asesinos más habilidosos de toda Vestigia fueron contratados para acudir a una pequeña aldea sureña llamada Pozo de Luna. Hasta que no se reconocieron, entre la oscuridad de una posada rústica, no tuvieron certeza de que sus misiones coincidirían en ser la misma”

Hacía ya por lo menos un año y algo que leí el primer número de esta saga gracias a una amiga que me los prestaba, pero esta Feria del Libro por fin he podido hacerme con todos los publicados por el momento, y tras la relectura de este primer volumen y sabiendo todas las aventuras que vivirán los personajes a partir de ahora,  puedo decir que este es un más que digno comienzo para una saga que sabe sorprender, emocionar y transportarnos a un mundo nuevo y desconocido. 

En este primer libro conocemos a Remo, un protagonista que lleva sobre sus hombros una historia de pérdida y superación, de sueños truncados y anhelos de venganza. Una venganza que quiere cumplir a toda costa, en pos de recuperar todo aquello que algún día le arrebataron. Remo desde el primer momento se plantea como un personaje fuerte y aniquilado psicológicamente, lo cual puede hacerle parecer prototípico, una suerte de héroe torturado y con capacidades y fuerza inigualables. Sin embargo, esta idea termina pronto y se revela como un personaje interesante y, sobre todo, bastante inteligente. En más de una ocasión este antiguo soldado me ha sorprendido con su fría lógica y sus estratagemas, algo que he agradecido bastante. Además es de admirar su esfuerzo: tiene un objetivo y, pase lo que pase, no duda en alcanzar la mano para conseguirlo, incluso si eso le hace parecer egoísta (que lo es) o desconsiderado (que, en ocasiones, también) lo es). Antonio lleva increíblemente bien al personaje principal, sin perder su naturaleza ni un momento y haciéndonos sufrir todas sus desventuras sin caer en el recurso de la pena o la compasión: bien al contrario, lo       que expresa este personaje es pura fuerza de voluntad, pura necesidad de seguir luchando y no rendirse nunca, incluso cuando todo podría parecer más que perdido.

“—¿Quién demonios eres tú? —preguntó horrorizado el tabernero.
—Remo es mi nombre. Ahora me responderás tú a algunas preguntas”.

En la contraposición femenina nos encontramos a Sala, una encantadora (si es que una asesina a sueldo puede ser encantadora) arquera a la que se le ha encargado el mismo trabajo que a Remo: matar a Moga. De ella debo decir que me conquistó desde el principio, pero es cierto que en este primer volumen sufre algún altibajo que la hace perder su fuerza inicial. Sin embargo, termina recuperándola y en todo momento resulta comprensible, lo cual es muy de agradecer.

“—Bebes como un hombre.
—Tú callas como una mujer”.

El ritmo de la novela es incansable: en ningún capítulo dejan de pasar cosas y sabe compaginar perfectamente eventos presentes con flashbacks que nos introducen más en la situación política del mundo, así como en la vida de Remo y su etapa en la Horda del Diablo. Esto es sin duda uno de los factores que más me gusta: no hay paja, no hay nada innecesario, todo aporta y te anima a seguir leyendo. De hecho, te impide no hacerlo, porque al leer estás viviendo una aventura apasionante.
La narración de Antonio colabora también a este hecho, con una pluma ágil y dinámica, en ocasiones especialmente visual, pero adaptándose al mismo tiempo a un estilo bello y cuidado cuando el ambiente así lo propicia. En definitiva, Antonio Martín Morales es uno de esos autores que escriben y, además, lo hacen divinamente.

“Tenía delante de sí la mejor de las esencias, la nota musical más centrada, el agua más nítida que anida en el interior de un lago límpido”.

¿En conclusión? La caza del Nigromante es, sin duda, una lectura fantástica, ligera y que cualquier tipo de público podrá disfrutar. Nunca es tarde para una buena aventura, al fin y al cabo. 

 4/5

7 comentarios:

  1. Tiene bastante buena pinta :D, lo voy a buscar a ver qué tal.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta el fantasy seguro que te encanta ^^ ¡Un besazo!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Soy pablo_soriano89 (seguidor tuyo en twitter). Hace unos días subí la reseña de este libro y, como tú, me ha gustado muchísimo (tanto que ya tengo los 4 libros comprados jajaja). Y ayer con el segundo casi me pasa como a ti, aquello de pasarse de parada por estar absorbido por el encanto de Vestigia...
    Muy buena reseña, te sigo que acabo de descubrir tu blog.
    ¡Un beso! ¡Cuídate!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Llevo tiempo queriendo leer esta novela (en general toda la saga de La Horda del Diablo). Es fantasía y encima su autor es un escritor español.

    Como dices, me atrae mucho el ritmo y creo que habrá todo tipo de elementos fantásticos y no será el típico mundo medieval al que le meten un mago y un dragón.

    Además, quiero conocer al protagonista, que aunque no sea nada nuevo parece muy elaborado.

    Muchas gracias por la reseña ^_^

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Lo leí hace unos días me gusto aunque a mi se me hizo algo precipitado XD
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísimas!!
    Me paso por aqui para deciros que os he nominado a unos premios!
    Pasaros por mi blog: www.lachicadeloslibros.blogspot.com.es
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Me encantan las historias fantásticas y esta parece muy muy seductora. Le daré una oportunidad. Gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.