martes, 16 de abril de 2013

Mundolibro: ¿La fantasía gana prestigio?



Esta semana aparecía en el periódico 20 minutos la siguiente noticia: “La fantasía: un filón para las editoriales en tiempos de crisis”. El artículo nos sugiere que la fantasía está resurgiendo de las cenizas de subcultura en las que estaba situada; que las editoriales van a apostar fuerte por ella después de haber visto un gran filón que explotar y la fidelidad que tenemos los lectores hacia el género.  En la misma, se recogía el nacimiento de tres sellos de colección pertenecientes a grandes grupos editoriales: Fantascy (Random House Mondadori), Oz Editorial (Ático de los libros y Principal de libros) y Literatura Fantástica (RBA), además de mencionar otras editoriales pequeñas que han surgido últimamente y también apuestan por la literatura de género. Bienvenidos sean ante todo estas nuevas editoriales: gracias por apostar por la fantasía y brindarnos nuevas aventuras para vivir.

La verdadera pregunta es, sin embargo: ¿podemos creérnoslo? ¿Podemos creer que de verdad el género está cogiendo fuerza y ganando mayor aceptación? La fantasía ha sido siempre un género menospreciado en literatura, pese a dar muchas posibilidades narrativas: si es un buen libro siempre va a tener algo novedoso, un giro, una sorpresa, una nueva historia que contar, incluso aunque muchos traten de caballeros en sus caballos y príncipes en sus castillos y castillos con sus intrigas. No todo es ese tipo de fantasía, no obstante, y las opciones del género son infinitas, sobre todo por las ramas tan diferenciadas que tiene. Sin embargo, ese es otro asunto y no me quiero desviar. Para hablar de las posibilidades del género fantástico os remito a otro artículo, más interesante que este, en el que Alberto Morán (autor de El Rey Trasgo), reflexiona acerca del tema. ¡Clic aquí!

Siguiendo con el tema que nos ocupa: la fantasía está presente, y cada día más: este año, sin ir más lejos, un fantasy ha ganado el Gran Angular de SM (Loba, de Verónica Murguía). En la literatura juvenil, el género fantástico es un género cada vez más recurrido y los libros de esta temática no faltan en las librerías: nos hacen soñar y nos ayudan a escapar, nos llevan de la mano a lugares increíbles y vivimos con ellos las aventuras más impensables; conocemos criaturas fantásticas, valga la redundancia, y damos un salto directo hacia otros mundos. Harry Potter, La historia interminable, Memorias de Idhún… muchos de los libros que marcan nuestra infancia son fantásticos. Sin embargo, esto ha llevado a la equívoca sensación de que la literatura fantástica es solo para jóvenes o para niños: pese a la gran demanda de títulos, parece que si hablas de magia, unicornios o un país fantástico a partir de una edad, eres un poco “rarito”. Aunque en un país en el que el simple hábito de leer es de raritos, qué se puede esperar, ¿no? 

Por ello, ¿podemos decir que la fantasía sea un género apreciado? ¿Podemos decir que estamos asistiendo a un resurgimiento del género, ayudado por la llegada de películas, series y demás arte visual de temática fantástica? Series como Juego de Tronos, Once Upon a Time o el mismísimo Doctor Who ayudan a que el público medio, lector y no lector, se interese por la fantasía y la ciencia ficción, sin duda. ¿Es esta una de las razones por las que se supone una nueva moda fantástica? ¿Por fin los lectores y autores fieles al género vamos a poder disfrutar de la valorización y la oferta que se merece? ¿Realmente las editoriales se han dado cuenta de que el fantasy es una buena opción, que tiene buenas historias, buenos autores y buen futuro? ¿O sencillamente han decidido rellenar el hueco que AJEC, editorial especializada en el género, dejó con su marcha cuando se fue a pique (prueba de la situación del género fantástico en España)? La sombra de AJEC es alargada, y la fantasía y sus lectores en España hemos estado mirando alrededor sin rumbo desde su pérdida. Como único faro hemos tenido a Gigamesh, cuya luz incidía directamente sobre su pequeña gallina de los huevos de oro, nuestro queridísimo Martin, o a Minotauro, que explota al máximo su inseparable Señor de los Dineros y otros clásicos fantásticos o de ciencia ficción. Sin embargo, esto no es suficiente, porque el lector de fantasía quiere, necesita, más; y los autores también buscan un hueco en el mercado que no es fácil encontrar. ¿Empezará ahora a ser más sencillo? ¿Estamos en el camino de quitar la etiqueta de "subcultura" a la literatura de género? El tiempo lo dirá.

Pero vosotros, ¿qué opináis? ¿Leéis fantasía? ¿Os gusta? ¿No? ¿Creéis que podemos ser optimistas al respecto y encontrar en estos tiempos una revalorización del género, con la llega de las nuevas editoriales? ¿Creéis que puede ser una nueva moda, acabado ya el boom del erótico? ¿Os parece que el género está menospreciado o pensáis que son solo impresiones mías? ¡Opiniones, quiero opiniones!

14 comentarios:

  1. Pues a mi la fantasía me encanta, es uno de mis géneros literarios favoritos :)

    Besos desde Leer con Ganas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso también: lo disfruto mucho y creo que brinda muchas cosas.

      ¡Besos! ^^

      Eliminar
  2. Me encanta el género y siempre ha estado infravalorado. No es que ahora esté en auge, sino que se menosprecia menos que antes, se ha salido de la ceguera y han descubierto que es un filón rentable, no un nicho de mercado chiquitito en el que no hay espacio para muchos. Lo bueno es que, saliendo como están saliendo tantas nuevas editoriales especializadas en el género (si se mantienen y posicionan adecuadamente) las otras que llevan ya bastante tiempo tendrán que bajar los precios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no estaríamos ante una moda pasajera, sino ante un verdadero espacio casi despoblado (o poblado por una minoría) que podría llegar a convertirse en civilización. Sería bonito que pasara así, ¿eh? A ver si estas nuevas editoriales triunfan y se posicionan, como tú dices.

      Un besín :D

      Eliminar
  3. La fantasía es también uno de mis géneros favoritos, aunque no he leído tanto como me gustaría, creo yo.
    Pero lo que planteas parece algo más. Las editoriales, como cualquier empresa, tienen que buscar salidas y alternativas a sus productos. Estas cosas (como todo) varía mucho en el tiempo, los gustos y las demandas lectoras lo que más. En cuanto una serie, película o libro, se pone de moda, inmediatamente comienzan a aparecer especialmente libros de la misma temática y con elementos muy parecidos (como por ejemplo, diseños de portadas D8). Hasta que llega un momento que el público se harta de ver lo mismo y busca algo distinto, y vuelta a empezar. Creo que es un círculo vicioso del que, por desgracia, no vamos a salir nunca, ya que evidentemente lo que único que interesa es la money y buscar público.
    Aunque espero que, si se trata de una moda, no nos saturen como en su día hicieron los vampiros y demases.

    ¡Un besito! Y muy interesante lo que nos planteas =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente de acuerdo contigo. Y comprensiblemente, las editoriales aprovechan cualquier cosa que tenga tirón. Mi pregunta quizá no es tanto por las editoriales, que lógicamente van a la búsqueda de beneficios, como al sector en general: ¿realmente se está dando un cambio de mentalidad en cuanto a la fantasía y se está convirtiendo en un género más aceptado socialmente? ¿Realmente puede funcionar este género como moda, como súper ventas, cuando siempre ha estado un poco "relegado"? ¿Y de ser así, cuanto va a durar esta aceptación hasta que vuelva a ser el género de los "freaks"?

      Aún así, yo rezo por lo mismo que tú: amplitud de oferta sí, saturación no.

      ¡Un beso y gracias por la respuesta! :D

      Eliminar
    2. Precisamente quería decir más o menos eso: aunque siempre haya quedado relegado a un segundo plano de los géneros, un impulso como el que se está viendo ahora podría sacarlo a flote. Además, ¿a que nadie es friki por leer/ver Juego de Tronos? Ha pasado a ser algo de lo más normal (raro es el día en el que no veo a una persona X con un libro de esta serie en el tren) y si pasas a verlo todos los días, se volverá algo normal también. Es como cuando aparecieron de nuevo los pantalones de pitillo de golpe y porrazo después de muchos años con los pantalones de campana (es un ejemplo tonto pero práctico xD). Al principio puedes renegar, pero como es lo único que te encuentras terminas llenando tu armario. Pues bien, la fantasía debe ser la alternativa a la distopía, que llegó después de LJDH y así.
      Aunque por otro lado, como la oferta es taaaan amplia, cada vez conozco y sé de más gente que le empieza a interesar el género. Así que quizá, quién sabe, esta sea realmente la "era de la fantasía" xD. Besitos =D.

      Eliminar
  4. OYOYOYOYOY DEBATEEEEEEEEEEE, si como no me gustan ni nah.

    Vamo' a vé. La fantasía, para mí, ha sido un género que siempre ha estado ahí (escondiéndose entre la maleza de las estanterías, acechando en los rincones... chanchanchan...) y que quizá sí que ha estado un poquito apartado. No sé si será porque a la gente le echa para atrás tanto nombrecito, tanta historia... pero nunca se ha puesto de moda. Quizá ahora nos lo parece porque sí es cierto que sagas como Juego de Tronos, le han dado un empuje tremendo (seriecofserie) pero en fin, poco más. No ha tenido una repercusión que digas OOOSAFLÑKASDLÑADS.

    ¿Por que´tendría que ponerse de moda ahora? Anda que no hay sagas y sagas buenas de fantasía y nunca se ha alzado como una moda. Ha pasado desapercibido el género... y ¿ahora? ¿por qué? Si es verdad que por ejemplo antes había muchas distopías (incluso en juvenil) y no fue hasta la llegada de Los juegos del hambre, que la cosa hizo BOOOOM. Así que igual con Juego de Tronos o alguna así la cosa estalle, pero lo dudo. SI no lo hizo ya, no sé porqué ahora.

    Yo no leo fantasía o no tanta. Lo único que conozco son un par de sagas y mi maravilloso Geralt de Rivia en Fantasía épica, poco más. A mí me echan para atrás los nombrecitos, los Elron hijo de Melron y los mapas indescifrables con más nombrecitos. Y venga los elfos, los magos y las brujas... yo soy más de en un mundo normal que pase algo fantástico. Pero para gustos colores. De todas maneras cada vez me acerco más a la fantasía y no sé porque.

    ¡Interesante debate! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero fantasía no es solo eso, no son solo las criaturas, los magos y los nombres eternos y con mapas interminables; se habla aquí simplemente de fantasía: la amplitud que da ese género es increíblemente potencial para que los autores la aprovechen lo que les de la gana y los lectores encuentren exactamente lo que buscan. Es lo bueno del género. Y sin embargo, mira que paradoja: en cuanto se dice fantasía se tiende a un "cliché" épico, de alguna manera.

      Y lo dicho, espero que no sea una moda, porque al final las modas aburren soberanamente. ¡Fantasía en su justa medida, por favor! Eso sí, quiero ver si este "boom" colabora a darle más prestigio y a quitar esa percepción de subcultura que se tiene por prejuicios.

      Gracias y doble odio para ti :)

      Eliminar
    2. Que sí, que sí, que sí...

      Si es cierto que la fantasía es más amplia que eso, y quizá con esa visión es con la que se quedan los lectores y por eso repelen más ese género. Yo pienso en fantasía y lo primero que se me viene a la mente son mapas con nombres que parecen un trabalenguas y la generación de la generación de la generación del protagonista. Porque es Marlon, hijo de Elron, nieto de Pelson, Bisnieto de Metcon... en fin xD Muy ignorante, puede.

      Pueeeeeeees sí, las modas aburren. Saturan de manera tal el mercado que parece que no hay otra cosa y tengas que comprarte eso. POH NO.

      Eliminar
  5. Menudo debate el que propones... Para mí la fantasía es un comienzo. El primer libro que leí que de verdad me introdujera en el maravilloso mundo de la literatura fue El valle de los lobos. Hasta ese momento no había disfrutado tando con un libro. Desde entonces la fantasía siempre ha estado presente y los siguientes libros que leí también fueron del género fantástico. Siempre me ha gustado y seguirá gustándome.
    Hay muchas modas ahora mismo. Para qué engañarnos: ya estoy harta de ver novelas de adolescentes todas iguales, libros eróticos que todos hablan de lo mismo y vampiros guapísimos que se enamoran de chicas en el instituto. La fantasía da muchísimo más de si. No sé, solo espero que no acaben creando un patrón de historia como con todas las demás modas, que leída una has leído las demás. Eso me aburre.

    ResponderEliminar
  6. Hay que hacer una diferenciación, porque la fantasía envuelve tanto la fantasía pura, como la ficción y el terror. Dentro de ella hay muchos, muchísimos subgéneros que han existido y coexistido desde siempre. Que el género esté en auge, no lo creo. Que la gente lo piense a raíz del éxito superventas de Juego de Tronos, quizás. ¿Es entonces correcto decir que un "género" literario toma fuerza porque únicamente UN exponente suyo sobresalga de esta manera? Mmm eso podría ser interesante analizarlo. De que hay obras geniales en cada rama de la literatura, es indudable. Y que haya otras poco conocidas, mejores aún, posiblemente también. Pero entonces, ¿el "boom" literario nace a partir del éxito de una obra y las nacientes obras que ven luz como consecuencia de la primera? ¿Es realmente una revalorización del género impulsado por la misma calidad literaria o por factores externos, como películas o series televisivas? No creo que un género "deba" revalorizarse, sino las propuestas en sí, sean del género que sean. Lo que sí pienso es que en los últimos años se ha mostrado al mundo ciertos pincelazos de literatura, en el género de la fantasía, que han calado en personas no tan allegadas al género, y eso es bueno.

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo contigo, el genero de la fantasía ha sido menospreciado ya que su publicidad se enfocaba en niños, el hecho de que ahora este tomando más potencia puede ser que esos propios niños que ya crecieron y son jóvenes adultos o adultos aun siguen manteniendo fiel al genero y a esos clásicos de su infancia y eso promueve mucho el gusto de las lecturas actuales.

    Ahora bien, siento que si es cierto que ya tiene un poco más de auge (más entre adolescentes) son pocos los libros de fantasía que te otorgan algo más que una buena historia. Osea, una de las sagas de fantasía que esta teniendo mucha popularidad ahorita es Juego de Tronos, y no solo es por el trama o historia, es por los personajes, por los morales y la forma en que el hombre sabe transmitir situaciones realistas dentro de un mundo de fantasía, ya no es solo una lectura de magia para pasar un buen tiempo, es mucho más que eso. En mi opinión son pocos los libros o sagas que llegan a llenar eso.

    Ahora, me parece excelente que ya están empezando a crear editoriales especializados en ese genero, aunque tengo el miedo de que con ese enfoque "especial" que le están dando al generó no lleguen a caer en las redes de tomar lo que sera lo más comercial.

    Veremos como le va al genero en el futuro, por el momento yo espero con ansias cada nueva entrega.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que el problema de fondo está en la propia base: se lee poco y lo que se lee se menosprecia (los más puristas sueltan cada tontada sobre la literatura juvenil, y la fantástica, y la erótica, y la...). Y esa base debilucha tiene su explicación en la educación, que es una porquería.

    Ojalá la fantasía viva un renacimiento poderoso y no se convierta en un boom pasajero como ese al que parece abocada la erótica (mucho ruido y pocas nueces, me temo), pero para que sobreviva necesita que las cosas se remuevan desde la raíz. Y, eh, ahí estamos nosotros para darle alas ;).

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.