viernes, 11 de enero de 2013

Reseña: Wicked Sense, Fabio Bueno


Primero de todo, hola. Selene al habla. Sí, lo sé, pensabais que estaba desaparecida, muerta o me había tragado un libro. Ninguna de las tres, aunque la última me agradaría. Lamentablemente, como habréis supuesto, no tengo mucho tiempo. Mis lecturas están bajo mínimos, también, pero al fin os traigo algo para irme con la conciencia tranquila si no vuelvo a aparecer en 3 meses.


Tengo que decir que gané este libro en Goodreads en un sorteo allá por septiembre. Mi intención era leerlo cuanto antes y hacer la reseña (es lo mínimo que puedes hacer cuando te dan algo gratis), pero por problemas ajenos a mí, la novela llegó a mi casa cuando ya me había ido a Inglaterra, por lo que he tenido que esperar a volver en Navidad para poder cogerlo y traérmelo conmigo. Ahora me arrepiento de no haber podido hincarle el diente antes porque, la verdad, me ha sorprendido muy gratamente.


 Ficha Técnica:


Título: Wicked Sense
Serie: The Singularity Saga
Autor: Fabio Bueno
Editorial: Booklings Publishing
Año de publicación: 2012
ISBN: 098587791
Páginas: 308 (311 en versión Kindle)
Premios: Libro ganador del Sandy Literary Contest (2012) en la categoría Young adult.
Página web del autor: http://fabiobueno.com/

 Sinopsis (traducida del inglés por una servidora):

Las brujas habitan nuestro mundo, organizadas en aquelarres y escondidas tras un telón de secretismo: el Velo.
El aquelarre londinense en el que participa Skye la envía al Instituto Greenwood de Seattle a encontrar a la Singularidad, una bruja inusualmente dotada que podría romper el Velo y desencadenar una peligrosa nueva caza de brujas. Las cosas se ponen feas cuando Skye conoce a su encantador compañero de clase, Drake. La misión de Skye se vuelve todavía más complicada cuando se encuentra con Jane, una intimidante bruja rival.
A Drake le gusta la misteriosa Skye pero extraños accidentes, mezclas de pociones y los ocasionales encuentros con la muerte de alguna manera dificultan el romance. Una vez descubre que Skye es una bruja decide ir a la guerra por ella, incluso cuando sus únicas armas son unos buenos abdominales y un agudo sentido del humor.
Peleando contra la malvada Jane y otras fuerzas venidas del Infierno para atrapar el inmenso poder de la Singularidad, Skye y Drake lo arriesgarán todo para salvar a los aquelarres.
Tener una cita nunca ha sido más complicado.

 Opinión Personal:

Para variar, como pasa con muchos de los libros que leo, la sinopsis deja mucho que desear. No es solo que puede dar una idea equivocada del tono del libro o de los protagonistas, es que no hay ni guerra ni fuerzas infernales. Dejadme que os desengañe: aunque es cierto que hay una nota de humor en la narración, porque al fin y al cabo son adolescentes y hablan como tales, no son tan superficiales como puedan parecer por lo que se dice de ellos. Solo fijaos en la portada y veréis que no encajan mucho. Excepto quizá por la vista de Seattle.

Pero dejando a un lado esos detalles exteriores, empecemos por el principio. Tenemos ante nosotros un libro narrado a dos voces, en el que se alternan los capítulos de Skye y Drake, ambos en primera persona. No podemos más que admirar que el escritor haya sido capaz de perfilar a los dos con maestría, aunque a veces tengo que admitir que no son tan diferentes. Especialmente en su forma de hablar… lo que resulta curioso, ya que se supone que ella es británica. Es una pena que no se explote el factor lingüístico… pero incluso eso está explicado, así que se le puede perdonar.

Skye es nuestra bruja, poseedora de dos dones, como todas las Hermanas: por un lado tiene el don de la Seducción, que la hace parecer guapa a ojos de todos, y que se encarga de esas pequeñas cosas que las demás mujeres del mundo necesitan hacer para estar guapas. Su otro poder es el de la Visión Verdadera, que le permite ver las auras y localizar a los demás usuarios de la magia sin necesidad de estar estrictamente cerca o incluso tocarlos, como les ocurre a los demás. Y aunque tengo que decir que temía que fuera una Mary Sue, por eso de ser físicamente perfecta y tener un color de ojos sobre el que Drake no deja de pensar, me ha sorprendido para bien: Skye empieza con poca fuerza, pero las experiencias que vive la van cambiando y la hacen no solo más valiente, sino también más atrevida. A pesar de todo, no me convence que el cambio no sea del todo progresivo: de alguna manera es de la noche a la mañana y, aunque entiendo que hay razones para ello, igualmente he pensado más de una vez que chirría un poco.

El otro protagonista es el chico, Drake, que se fija en Skye desde el primer día que llega al instituto. Es un personaje interesante y que, como podéis adivinar, vive su vida completamente ignorante de que existan brujas o magia en su mismo mundo. Su relación con Skye, para mi alivio (porque realmente no me gusta cuando pasan esas cosas), no es de las de amor a primera vista. Avanzan lentamente, con sus problemas, y aunque a él realmente le gusta Skye desde las primeras páginas no es una cosa de “si no estás me muero”. Os reiréis, pero yo agradezco que no se embarquen en el juego de “quiero y no puedo” que se sobreexplota en otras novelas juveniles. De hecho, hasta se agradece el factor ex-novios, porque ambos han tenido otras relaciones antes que les han dado más o menos experiencias.

Otra cosa que me preocupaba a medida que avanzaba en la lectura (una lectura extrañamente rápida, incluso con mi poco tiempo) era que, como el autor recurre a temas que ya han sido tratados cientos de veces antes, cayera en la trampa de ofrecernos un tópico detrás de otro. Al fin y al cabo, coincidiréis conmigo en que la magia y las brujas no son elementos nuevos en los libros. Sin embargo, este mundo está bien organizado y aún tiene algunas sorpresas que ofrecernos… y la magia, por suerte, no controla el universo, sino que aparece con sutilidad en la vida de la gente, lo que también es un punto positivo, añadiéndole realismo a la narración. El hecho de que todas las brujas tengan dos dones, por ejemplo, y que la protagonista esté aún aprendiendo cosas sobre su propio mundo, son cosas que vale la pena mencionar. Y luego está el tema de la Singularidad, el prototipo que ya hemos visto mil veces de “El Elegido”. Sospechaba que el señor Bueno pudiera estropearlo todo en ese punto, durante las últimas páginas, haciendo elecciones demasiado obvias. Por suerte no ha sido así. Y le doy las gracias. Aunque sí que hay que lamentar es que no ha podido evitar caer en algún que otro cliché: el error que hace que el protagonista se culpe toda la vida, madre desaparecida y otras cosas que aunque echan para atrás en un primer momento (y que de alguna forma indican hacia dónde va a ir la segunda parte), no evitan que la lectura sea entretenida.

Mención aparte merecen los personajes secundarios, que van desde las familias de los protagonistas hasta sus amigos. Todos están muy bien definidos. Aunque hay que decir que no son demasiados (los justos para no empezar a hacerte un lío con los nombres), no echas en falta a más personas: se ha encontrado el punto perfecto para crear un universo alrededor de los protagonistas sin necesidad de sobrecargarlo.

Concluyendo, y para no aburriros más, es un libro que merece la pena y que pavimenta un buen camino para seguir con la saga, aunque últimamente, personalmente, las sagas me están dejando mal sabor de boca. Si continúa en su línea, sin embargo, Fabio Bueno puede llegar a ofrecernos más buenas lecturas (al fin y al cabo, es un novel). No creo que la novela os vaya a cambiar la vida, pero sí creo que merece la pena darle una oportunidad, pues a mí me enganchó (realmente no hay tiempo para aburrirse).

Así pues, si os gustan la magia, las historias de adolescentes y un poco de misterio, adelante. Lo tenéis en Amazon… aunque claro, solo está en inglés.

Nota: 4/5.
Una buena lectura, rápida y de las que enganchan.

             



1 comentario:

  1. Tiene buena pinta :)
    Por cierto,acabo de descubrir tu blog y es muy bonito te sigo :)

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.