viernes, 4 de enero de 2013

Reseña: Al otro lado de la pantalla, Alba Quintas Garciandia




¡Hola, extranjeros… y feliz año! Esperamos que hayáis pasado una gran Navidad en compañía de vuestros seres queridos, que hayáis recibido el 2013 a lo grande y que este os traiga mogollón de cosas increíbles. ¿Preparados para la llegada de Sus Majestades Los Reyes Magos? ¿Qué habéis pedido que os traigan? En mi caso se han adelantado un poco y me han traído Al otro lado de la pantalla, ganadora del último certamen Jordi Sierra i Fabra. ¡Una maravillosa manera de empezar el año! ¿Queréis saber qué me ha parecido? Pues… ¡Dentro reseña!

Ficha Técnica.
Título: Al otro lado de la pantalla.
Autor: Alba Quintas Garciandia.
Editorial: SM.
Género: Realista.
Páginas: 127.

Sinopsis:
“Ciberacoso. Algunos saben lo que es. Otros, no. Ahora todos se sienten responsables de la pesadilla que vivió Luis al otro lado de la pantalla. Miedo, indiferencia, cobardía, amor.. son algunas de las razones que los paralizan, que los impiden reaccionar y actuar a tiempo. Hasta que pasó lo que pasó. Hoy, una sola pregunta resuena en su mente: ¿yo también pude pararlo?

Con esta novela, merecedora del Premio Jordi Sierra i Fabra 2012 para jóvenes escritores, Alba Quintas Garciandia reflexiona con gran madurez sobre las distintas actitudes que se pueden adoptar ante una situación de acoso.

Reseña:
“Siempre he pensado que de todas las etapas por las que pasa el ser humano, es en la adolescencia cuando puede llegar a ser más cruel”. Eso piensa Juan Carlos la tarde en la que ve a su amigo Luis tirado, maltratado por sus compañeros y tremendamente borracho tras un botellón aparentemente inofensivo.  Ni siquiera él sabe toda la razón que va a tener una frase tan sencilla durante toda la novela que se desencadena desde ese momento, en el que una foto hecha sin mala intención empezará a cambiarlo todo.

Luis es un muchacho normal, divertido, popular, pero eso no va a seguir siendo así por mucho tiempo. Tras una serie de incidentes va a convertirse en el marginado al que se le va a atacar de una manera indirecta pero igualmente dolorosa: Alba Quintas, su jovencísima autora, aborda en su primera novela (que ha sido Premio Jordi Sierra i Fabra 2012) el tema del ciberacoso: el más claro ejemplo de que las palabras pueden hacer, en muchas ocasiones, mucho más daño que los golpes físicos.

“A veces no se dan cuenta de que al otro lado de la pantalla, aunque no puedan mirarla a la cara, hay una persona con sentimientos”.

La novela es muy corta, apenas unas 130 páginas, de modo que no puedo desvelaros mucho más de su argumento. Desde un estilo sencillo y fluido, Alba nos cuenta con gran originalidad la historia de Luis y de toda la gente que le rodea. Una de las cosas que más destaco de esta narración es la manera en que está hilada: no hay un único punto de vista, sino que todos los implicados tienen su propio capítulo y su propio mensaje: Juan Carlos, el mejor amigo de Luis; Alicia, una muchacha nueva que no se relaciona con nadie; Álex, el terrible culpable; Estrella, la novia de Álex… Ninguna participación es baladí y aporta a la novela cierta información y todo un punto de reflexión, de modo que puedes entender a absolutamente a todos los implicados.

Debo felicitar a la autora por la creación de personajes: los que me conocéis (ya sea en persona o por mis reseñas) sabéis que es a lo que más importancia le doy dentro de una novela. Un personaje interesante, un personaje creíble o realista dentro de un contexto de ficción puede darte una gran novela. Esto es lo que ha sucedido en el caso de Al otro lado de la pantalla: pese a que el argumento no es especialmente sorprendente (bullying, al fin y al cabo, tema del que podemos sacar novelas a patadas), la autora consigue dotar a su historia de una personalidad especial gracias a los personajes que la protagonizan. Son personajes que abandonan su papel de personaje para convertirse en personas que has podido conocer perfectamente: todos ellos son tremendamente verosímiles, con sus virtudes pero sobre todo con sus defectos.

“Pero todos los humanos, tarde o temprano, nos acabábamos rindiendo ante la sociedad, por si no, esta se encargaba de aplastarte”.

En este apartado debo resaltar a Álex, el aparente culpable de toda esta situación que se desencadena, el abusón, el lobo del cuento en palabras de su propia novia, Estrella. Es un personaje increíblemente bien formado, un personaje que le da una dimensión diferente a toda la novela y le da una profundidad incluso mayor de la que en un principio podría tener. Consecuente, sorprendente, claro y, sobre todo, como ya he dicho, increíblemente bien desarrollado. Todo su capítulo, porque lo tiene, resulta maravilloso.

“Cuando parece que alguien no sabe nada, no se espera mucho de él, ¿entiendes? Así se es más libre”.

En el resto de personajes me quedo con dos, las chicas: Estrella y Alicia. De Estrella me ha gustado especialmente su conflicto: es un personaje con una encrucijada que finalmente demuestra muy bien el egoísmo humano, alguien que de alguna manera actúa de la única manera que puede actuar el que teme perder aquello que ama. De Alicia me quedo con su personalidad, firme y decidida, valiente y dispuesta a darlo todo y a pelear hasta el final; es el apoyo incondicional de Luis, la luz dentro de la más completa oscuridad.

“Seamos serios, en la vida real no ganan las caperucitas, ni aparece ningún cazador para salvarnos. En la vida real ganan los lobos”.

El único que probablemente se me ha quedado cojo dentro de toda esta historia es el propio Luis: aunque todo el mundo tiene defectos él parece ser el único puro, el único con un alma demasiado blanca, demasiado amable y bondadoso incluso para la situación que vive. No es algo que se note excesivamente, pero quizá he echado en falta algo más de realismo cruel dentro de él.

El estilo de la autora, como comentaba antes, es muy sencillo, acorde con la personalidad y el modo de contar la historia: en primera persona desde el punto de vista de cada uno de los personajes. En ningún momento se echa en falta un estilo más desarrollado o literario, pues no dejan de ser muchachos de Bachillerato los que hablan en un contexto muy realista. Más que quitarle a la novela, le aporta ese realismo del que está llena. Quizá sí haya echado en falta más concepción del ritmo especialmente en el principio de la novela, donde la situación se da demasiado precipitadamente para que la acción comience a arrancar.

“—Ojalá pudiéramos quedarnos así para siempre.

—Eso es imposible. —No podía verle la cara, pero el tono de mi compañero sonaba algo nostálgico—. El mundo siempre encuentra la manera de decirte «despierta».”

Respecto al simbolismo y sentido de la novela, esta no es solo una historia para jóvenes ni que hable únicamente del acoso. No es una novela más sobre un pobre muchacho del que se burlan en el colegio o que recibe malos tratos, sino que va un paso más allá y te permite una reflexión muy profunda sobre la naturaleza, en sí, del propio ser humano: de su manera de enfrentarse al miedo, del egoísmo, de la esperanza, de cómo los sentimientos nos dominan y nos convierten en personas muy diferentes a las que querríamos ser,  de las máscaras que adoptamos ante el mundo en afán de protegernos a nosotros mismos. En general, me ha gustado mucho el sentido reflexivo que tiene toda la novela.

“Siempre, incluso en las peores épocas, puede haber momentos que merece la pena recordar”

En conclusión: un primer libro sorprendente de una autora a la que vale la pena seguirle el rastro. Profunda y con personajes especialmente maravillosos, Al otro lado de la pantalla ha conseguido emocionarme y se convierte en una muy satisfactoria primera lectura del año.


4/5


4 comentarios:

  1. Lo dije. ¡Lo dije! Tiene muy buenos giros esta novela. Y frases para recordar (como las que has puesto). La historia está bien hilada y hay personajes muy, pero que muy buenos. Y destacaría lo cercana que es la novela, ya no solo por el tema que trata, sino por la ambientación. No es una ciudad inventada, y da gusto poder reconocer todos los sitios que nombra. A ver con qué nos sorprende esta autora ;)

    ResponderEliminar
  2. RESEÑAZA. Creo que has analizado muy bien la obra y destacado los mejores puntos. Creo y sé que leeré muy pronto a Alba, me gusta que se escriba de un tema que ya se ha ablado y que se le de otro giro, un toque no demasiado conocido. A mí también me gustan mucho los personajes, que sean muy cercanos al lector y que se note que la propia autora los conoce. Eso es un punto muy a su favor. Muchas ganas de volver a saber de Alba, más con esta reseñiiita ;)!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Iría! Ya sabes que me acabo de leer el libro hace poquito y me encantó. Es un libro para marcar mil citas. Me encanta como en tan pocas páginas consigue desarrollar tanto la personalidad de los personajes.

    ¡Muy buena reseña!

    ResponderEliminar
  4. Tienes un premio:
    http://deletreadeeritrea-princesa.blogspot.com.es/2013/01/premio-one-lovely-blog-award-que.html#comment-form

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.