jueves, 12 de julio de 2012

Reseña: Cincuenta sombras de Grey, E.L. James


Título: Cincuenta sombras de Grey
Título original: Fifty Shades of Grey
Saga: Sí, una trilogía llamada Cincuenta sombras
Autor: E. L. James
Editorial: Grijalbo
Páginas: 544
Año de publicación: 2012
Precio: 17'90 €
ISBN: 9788425348839
Booktrailer



Sinopsis:
Cuando la estudiante de literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto descubre cuánto le desea.
Grey está atormentado por su propios demonios y le consume la necesidad de controlarlo todo, pero a su vez se ve incapaz de resistirse a la serena belleza de Ana, a su inteligencia y a su espíritu independiente. Debe admitir que la desea, pero bajo ciertas condiciones.
Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, las peculiares prácticas eróticas de Grey desconciertan a Ana al tiempo que ella descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos…

Opinión Personal:
Más de 19 millones de ejemplares vendidos en Estados Unidos. Considerado ya un superventas en España, después de mantenerse en el ranking de los más vendidos por algunas semanas ya. Con estas cifras y con una etiqueta en la portada que tilda a esta novela como “el libro del que todo el mundo habla” llegó a mis manos Cincuenta sombras de Grey, gracias al préstamo de una muy buena amiga que me lo recomendaba. A todo esto hay que añadirle que los derechos cinematográficos están vendidos y las reseñas abundan en la blogosfera. Tenía que leerlo.

La novela se basa en una ya familiar premisa: chica normalita conoce a atractivo multimillonario, al más estilo cuento de hadas moderno. A ella le gusta; él no se ha enamorado nunca y no es muy dado a demostrar cariño. A partir de ahí empezarán las peleas con sus posteriores reconciliaciones. Como veis, es un argumento sencillo, muy propio de una novela romántica. Solo que esta no es una historia romántica (aunque en Goodreads, para mi más profundo desconcierto, la hayan nombrado mejor novela romántica). Nada de corazoncitos. Es una narración erótica, o al menos es así como nos la venden: muchas escenas de cama y una protagonista que, como ya viene siendo costumbre, nunca ha tenido contacto con lo más íntimo del sexo opuesto (no me neguéis que hay mucha romántica adulta que siguen esas premisas). ¿La novedad? Que a Christian Grey, el protagonista de nuestra historia, le gusta el sadomaso. Pero no, no os escandalicéis. Las escenas no son demasiado fuertes. De hecho, son del montón. Las hay mucho más explícitas por ahí. También las hay con mucho más argumento, porque si una cosa le falta a Cincuenta sombras de Grey es argumento: más o menos ya os he dicho casi todo. Solo me falta avisaros que el chico tiene una infancia traumática. ¿Sorprendidos? Yo no.

No pasaría nada si el único problema fuera el argumento. Hay libros con historias que conocemos de toda la vida. Sabemos cómo van a acabar. Pero nos gustan, bien por su narración o por sus personajes. En este caso, sin embargo, esos dos factores también son bastante lamentables.

Los personajes dejan mucho que desear. Ana, la protagonista y narradora de esta historia, es de las personas más desquiciantes que he conocido (o leído) jamás. Es repetitiva, melodramática y repetitiva otra vez. Por si fuera poco, no deja de mencionar a su subconsciente y a lo que ella llama “mi diosa interior”. Ignorando el hecho de que eso último suena a libro de autoayuda, quizá sea ella la que necesite de un psiquiatra y no Grey. ¿Os he dicho además que es repetitiva? Para tener 21 años es completamente inmadura y, de hecho, poco creíble: es virgen porque no ha encontrado al chico adecuado pero no duda en acostarse con un hombre con el que ha hablado, en total, ¿un par de horas? (a pesar de que lo conozca desde hace una semana. Uuuh, cuánto: es una chica difícil, sin duda). Es una relación que va demasiado rápida para mi gusto. El realismo de la historia, en general, creo que deja mucho que desear.

Esto último también lo aplico a Grey, aunque él podría salvarse en un sentido psicológico. Es un personaje un poco más profundo, con muchos traumas (aunque se ven venir a la legua). Pero no deja de ser un prototipo, al fin y al cabo: el atractivo y misterioso millonario. Que queden especialmente marcados esos tres calificativos (atractivo, misterioso, millonario), porque Ana no dejará de repetírnoslo con cada oportunidad, hasta la exasperación del torturado lector. Y aunque a muchos lectores les gustará que le recuerden hasta la saciedad lo guapísimo que es el héroe, a mí me saca de quicio.

En lo que se refiere a los personajes secundarios, poco hay que decir: son planos. Aportan de poco a nada al argumento y sirven para poco más que el correspondiente apoyo moral o despertar los celos de los otros. El libro podría haberse escrito perfectamente sin que aparecieran ninguno de ellos (excepto a lo mejor lo que se refiere a Kate, en el caso del principio), y la trama no hubiera sufrido muchos cambios.

En cuanto al estilo de la autora, no puedo declarar tampoco a su favor. Como ya he mencionado, es repetitivo y melodramático. Aunque he leído muchos comentarios refiriéndose a cuánto engancha, a mí me ha parecido aburrido. Más de una vez mi mente se ha evadido mientras leía y cuando he recobrado el sentido no recordaba qué había pasado en los párrafos anteriores… y aún así no se echan de menos. Admito que me ha costado terminar y que, por tiempos, he querido dejar la lectura. Los diálogos son difícilmente creíbles (a veces están de más, incluso) y la única chispa que he encontrado son los mensajes que se intercambian Grey y Ana por correo electrónico. Además, he encontrado alguna errata por el camino y, de paso, un par de incongruencias que no mencionaré porque soy una dama.

Si para gustos, colores, os puedo asegurar que a mí este no me ha gustado casi nada. Algunas cosas se me han quedado en el tintero, pero creo que es suficiente en lo que a esta novela se refiere. Habrá a muchos de vosotros que os haya cautivado pero, en mi opinión, hay muchas mejores obras en la literatura (actual y clásica) que merecen más atención. No entiendo, a la luz de lo que he tenido la oportunidad de analizar, cómo esta novela ha llegado a ser un superventas y, probablemente, sin querer ofender a nadie, me quedaré con la pobre impresión de que algunos solo siguen modas en su lista de lecturas. No, no voy a molestarme a leer la continuación: ya me contarán el final, que probablemente será el que me imagino.

Nota: 1’5/5.
Bestseller no es sinónimo de calidad.



16 comentarios:

  1. Yo quiero leer el libro; más que nada por curiosidad y para poder opinar decentemente sobre el "famosísisisimo" libro. Pero vaya, que algo me dice que acabaré coincidiendo contigo. Ya te diré cuando lo lea.

    ¡Espero que disfrutes mucho más tu próxima lectura! :)

    ResponderEliminar
  2. Nuestras reseñas coinciden a la perfección. Pero en lo que más coincido contigo es que Bestseller no es sinónimo de calidad.

    Llegué a odiar a la diosa interna hasta el punto de casi estampar el libro en la pared.

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy leyendo el libro y si me enganchó y quiero leer más pero no es la historia tan buena que me imaginaba. Leyera mil reseñas poniéndolo por las nubes, otras no tanto y la mía saldrá el domingo. No sé aunque como la haré ni como no porque estoy para acabarlo hoy y ella me desquicia y él me da pena. Si quieres saber mi opinión en el blog la pondré aunque tengo que pensar muy bien como enfocarla.

    Espero que tu próxima lectura sea mejor que esta y la disfrutes.

    un saludo!!

    ResponderEliminar
  4. Uffff a mi es que no me llama nada de nada desde el principio y tu reseña corrobora mis sospechas de que es una caquita xD Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Pues mira, coincido contigo en la mayoría de las cosas. Aunque a mí si que me enganchó muchísimo y me quedé con ganas de leer las siguientes entregas para conocer el pasado del señor Grey y ver si realmente justifica su comportamiento actual. No sentí ningún tipo de empatía hacia él, cosa que "espero" se solucionen en los siguientes libros (me he vuelto masoquista, en serio!! XD). Luego las voces de la diosa interior y el subconsciente de Anastasia al principio las odié pero después me terminaron resultando graciosas... Lo mejor sin duda, son los e-mails, me habría pasado el libro entero leyendo emails y tan contenta...

    Un besote!! ^__^

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Antes que nada, ¡felicidades por tu magnifica reseña Selene! Es fantástica.
    Durante todos los años de mi vida que he estado enganchada a esto de leer, jamás he creído que bestseller fuera sinónimo de calidad. Es simplemente eso: la historia más vendida. Es más, considero que las mejores perlas literarias no se encuentran en el apartado de "top ventas" de las librerías o incluso ni siquiera han logrado llegar a ellas. Cuando me animo a leer uno lo hago con otros ojos, mucho más comerciales, y queriendo descubrir qué es lo que tiene que ha causado furor.
    E. L. James no es para nada de las mejores plumas (sinceramente creo que muchísima gente anónima sin aspiraciones literarias tiene más talento) pero ha tocado un tema que mueve masas y despierta morbo: el sexo, y dentro de él el sadomasoquismo. Y eso la ha convertido en, traduzco sin más, "mejorvendido".
    En cuanto a los personajes, Anastasia merece a menudo ser abofeteada (sólo en sentido metafórico no nos confundamos) por sus diálogos internos y por su comportamiento, pero me ha hecho pensar en cuántas mujeres habrá incapaces de huir de una relación tóxica. Christian sigue los prototipos del chico con infancia traumática, como muchísimos malotes, y estoy convencida de que soy capaz de intuir qué es lo que ha vivido y cómo evolucionará de ahora en adelante pero... supongo que quiero leerlo, que quiero que E.L. James me lo cuente (aunque sea tan torpemente) porque al fin y al cabo... es su historia.
    Puedo vivir sin una segunda parte, pero reconozco que tengo pensado leerla, como casi todo lo que cae en mis manos, en gran parte porque el primer libro ha sido una lectura muy muy fácil para mí y supongo que no decepcionó mis expectativas (tal vez porque no las tenía).

    Un besote muy fuerte chicas
    Vosotras sí que sois perlitas ;-)

    PD: Lamento haber tenido que borrar el comentario anterior pero es que lo publiqué sin releerlo y en eso soy... cuadriculada!! jajjja Siempre corrijo cositas.

    ResponderEliminar
  8. Yo al principio no me sentí atraída hacia esta trilogía cuando supe que la editarían, pero con tanto bombo y platillo pensé "pues igual no está mal", así que me apunté a un par de concursos. Al poco empecé a leer todo tipo de reseñas que me hicieron dudar, pero cuando Arsénico se lo empezó a leer y me contó cosillas descarté los libros por completo. Si en algún futuro me entra la curiosidad ya veré si leerlos, pero de momento paso porque a mí las repeticiones e incongruencias me matan, y creo que no soportaría a Anastasia ni en uno de mis mejores días. Y el misterioso Grey me da bastante igual XD Así que nada, seré de las raritas que no leerán el libro, al menos de momento XD

    Besos!!

    PD: ha habido algunas partes de tu reseña con las que me he partido, por cierto XD

    ResponderEliminar
  9. primera reseña que veo con tan poca puntuación sobre este libro, pero como dices para gustos los colores

    besotes!!

    ResponderEliminar
  10. Genial reseña, ya me esperaba que el libro sería una mierda y no dejo de ver reseñas como la tuya. Yo me lo he bajado y lo leeré básicamente para poder criticarlo con fundamento.

    ResponderEliminar
  11. ¡No puedo estar más de acuerdo con tu reseña! Se veía venir prácticamente todo, el argumento es inexistente, Anastasia es insoportable e irreal, la historia en sí es irreal, el final es bochornoso por predecible, la prosa no es nada del otro mundo, los personajes no están bien construidos..., etcétera.
    Y el comentario de lo del pasado traumático me ha encantado... ¿Sorprendidos? YO TAMPOCO, xD
    En resumen, que me alegro muchísimo de que ya estén saliendo reseñas negativas que dicen de verdad cómo es el libro y no te cuentan que la historia de amor es preciosa y que la novela engancha como ninguna otra y que el final te deja ojiplático (a mí me dejó ojiplática, pero en plan mal, no porque me hubiera sorprendido enormemente y me hubiese dejado mordiéndome las uñas...) y con ganas de mucho más. La realidad es bien distinta, o al menos, así lo fue para mí, que no entiendo ninguna de las reseñas que la ponen por las nubes, solamente (en el 90% de los casos) por el sexo, pues casi que no hablan de otra cosa que eso en sus reseñas (de eso, y de Grey. Y, de cualquier modo, es cierto que las escenas de sexo no son nada del otro mundo).
    De modo que enhorabuena por la reseña, :) Muy buena. Mi opinión no se aleja en absoluto de la tuya, ^-^

    ResponderEliminar
  12. totalmente de acuerdo, pero tambien tengo que decir que en mi opinion, la segunda parte mejora por mucho a la primera, principal motivo por el ke no lo he hecho la cruz a la saga, e incluso puede que le de una oportunidad al tercero

    ResponderEliminar
  13. Parece que me hayas leído la mente, no podría expresar de mejor manera cada uno de los aspectos que has señalado en la reseña, además de haber observado las erratas y demás...
    Anastasia es tan odiosa y el libro tan sumamente repetitivo que me han dado ganas, entre otras cosas, de mandarle unos cuantos libros repletos de sinónimos a E.L. James.
    ¿Totalmente adictiva?, ¡totalmente predecible! pero si en algo tiene razón la contraportada del libro es en que me obsesionará, me poseerá (el sueño) y quedará siempre en mi memoria....en mi memoria y en la de mi diosa interior claro.

    P.D: He escrito este comentario mientras me mordía el labio....intentad controlaros. Jajaja

    ResponderEliminar
  14. Lo raro es que nadie se haya dado cuenta de que los protagonistas son un cani y una choni de extrarradio. "No te pongas minifalda, Ana, o te zosco" "Oh" "AH" (orgasmo). Ohhh me ha regalado un buga, y me hizo dos chuponeees a míii ohhhh (orgasmo)!!! O conduces, o te zosco!! Vaaneee te ato a la camaaa!! En suma, más de lo mismo, pero con un poco de fusta para que la gente humedezca las bragas por el deseo de lo oculto. Ahora todas las chonis buscarán un malote que las azote. Me apunto yo misma.

    ResponderEliminar
  15. Yo es que no me canso de repetir que no pienso leerme este libro, que me alegro mucho de que le guste a la gente, pero a mí no me llama.
    Un besote chicas!!!

    ResponderEliminar
  16. Me encantó tu reseña:D
    Porque es una de las primeras que leo que no lo ponen como el mejor libro jamás escrito cuando es más que evidente que es puro marketing

    No leí el libro ni tengo intención de hacerlo, he leído varios fragmentos en tumblr y en foros en los que no dejan de hablar del libro (aunque sea de forma negativa) y la prosa de la escritora me resulta totalmente ridicula.

    Lo qué sí, aplaudo su suerte. Escribió una historia con personajes ajenos (es decir, ni se tuvo que tomar el trabajo de desarrollarlos, crearlos, pensarlos), les cambió los nombres, tuvo la suerte de que una editorial se interesara y de repente es la autora de un best seller internacional y mientras muchos la critican y otros se le rien, ella se forra en dinero jaja
    Quién tuviera esa suerte!! jaja

    En fin. No voy a leer este libro y me alegra encontrarme con personas objetivas a la hora de opinar sobre él ^^

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.