martes, 24 de julio de 2012

Reseña: Choque de reyes, George R. R. Martin


Título: Choque de reyes
Título Original: A Clash of Kings (inglés)
Serie: Canción de hielo y fuego (#2)
Autor: George R. R. Martin
Editorial: Ediciones Gigamesh
Año de publicación: 2003 (1998 en inglés)
Páginas: 976
Tomos: 2

 Sinopsis:
Un cometa del color de la sangre hiende el cielo, cargado de malos augurios. Y hay razones sobradas para pensar así: los Siete Reinos se ven sacudidos por las luchas intestinas entre los nobles por la sucesión al Trono de Hierro. En la otra orilla del océano, la princesa Daenerys Targaryen conduce a su pueblo de jinetes salvajes a través del desierto. Y en los páramos helados del Norte, más allá del Muro, un ejército implacable avanza impune hacia un territorio asolado por el caos y las guerras fratricidas.
George R.R. Martin, con pulso firme y enérgico, nos deleita con un brillante despliegue de personajes, engranando una trama rica, densa y sorprendente. Nos vuelve testigos de luchas fratricidas, intrigas y traiciones palaciegas en una tierra maldita por la guerra, donde fuerzas ocultas se alzan de nuevo y acechan para reinar en las noches del largo invierno que se avecina.

Opinión Personal:
Tras mi primera buena impresión sobre esta saga, y sin poder contener mi proverbial curiosidad infantil, no he tardado en sumergirme en la segunda parte. El título de esta novela es Choque de reyes y es parte, como la gran mayoría ya sabréis, de esa conocida serie de volúmenes escritos por George Martin. Sí, sí, la misma que tiene a medio mundo en vilo, en espera, con los nervios de punta para averiguar quién se sentará, finalmente, en el trono de hierro de los Siete Reinos. A mí también me ha atrapado, como ya sabéis. Esta segunda novela no decepcionará a los que disfrutaron con Juego de tronos

Ha estallado la guerra civil en los Siete Reinos. Hay cuatro reyes cuando este libro comienza (cinco si contamos a Daenerys), pero los lectores somos conscientes de que solamente puede quedar uno… aunque dicho así parezca la premisa de un concurso de televisión. No quiero hacer spoiler a nadie, así que intentaré no hablar demasiado de la trama. Ni siquiera necesito hacerlo. Martin vuelve a traer a los personajes a un primer plano, dándoles a ellos tanta importancia como a las acciones. Como ya dije en mi otra reseña, todos son personas con sus virtudes y defectos, tan vivas como cualquiera de nosotros. Y si bien es cierto que el señor Martin parece tener algún gusto especial por las muertes violentas algunos de los protagonistas han desaparecido, otros personajes con peso en la historia llegarán a las páginas para ocupar sus lugares. Algunos os gustarán; otros, quizá no tanto. Personalmente, a mí, el que más y el que menos me ha dejado intrigada sobre sus orígenes o sobre su papel dentro de este estupendo relato de intrigas, luchas y descubrimiento.

Como ya muchos antes que yo han concedido al texto, la narración es uno de sus puntos fuertes. La pluma de Martin es rica y, al mismo tiempo, tiene la sencillez de la humanidad. A través del punto de vista de los personajes es capaz de transportarnos un poco más cerca de ellos y, si os absorbe lo suficiente, de hacer que os identifiquéis con algunos (¡a mí me ha pasado!). Aún así, tengo que hacer un inciso de algo que me produce sentimientos encontrados. Por un lado, se agradecen las descripciones, ya que son necesarias para que podamos imaginarnos con detalle la vida en este mundo que el autor ha creado. Pero, por otro lado, a veces se resienten las interminables enumeraciones, ya sean de apellidos, de los estandartes de las diferentes casas o de lo que comen los grandes señores en sus interminables banquetes. No me cabe duda, haciendo especial referencia a esto último, que o bien el señor Martin tiene un considerable número de libros de cocina en su estantería o un restaurante justo debajo de su casa. Os recomiendo asaltar esas escenas con un paquete de galletas al lado, en todo caso, porque tanta comida da hambre.

Como esta vez prefiero ser escueta para no desvelaros nada, paso a concluir: si habéis leído Juego de tronos os aseguro que esta segunda parte se mantiene en la misma línea. A mí se me hizo algo pesada en alguna que otra ocasión, pero también tengo que admitir que me ha intrigado con cada palabra. Os esperan sorpresas, eso os lo aseguro (a menos que hayáis hecho trampa y visto la segunda temporada en primer lugar, supongo), y algunos momentos os tendrán al borde del sillón. Como la primera parte, está altamente recomendada. Dejaos atrapar por el mundo de George R. R. Martin. De momento, no os decepcionará.

Nota: 4’5/5.
Una digna segunda parte para Canción de hielo y fuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.