jueves, 21 de junio de 2012

Reseña: Nunca digas nunca, Amy Lab


Título: Nunca digas nunca
Autor: Amy Lab.
Editorial: Alfaguara
Páginas: 424
Publicación:16/05/2012
Género: Romance / thriller
Formato: 14 x 21,50
Encuadernación: Rústica con solapas
Precio: 15,50 €
ISBN: 9788420412764

Sinopsis:
Jacq afronta el verano más trascendental de su vida: recuperarse de una gran pérdida, acostumbrarse a una nueva familia, encontrar nuevas amistades y descubrir el amor. Pero, por si fuera poco, se verá también obligada a enfrentarse a un oscuro secreto del pasado que todos a su alrededor tratan de esconder.
El peligro y el amor están más próximos de lo que ella imagina…
 
Opinión Personal: 

Este libro llegó a nuestras manos (a las de Iria y a las mías, aunque ella ya había conseguido un ejemplar con anterioridad, por eso pudimos hacer el sorteo) el día siguiente a la BLC 2012 de Madrid. Me alegra mucho haberlo conseguido (gracias a Alfaguara y a las autoras), porque ya me había fijado en la portada, que es una auténtica preciosidad. Además, es un ejemplar firmado por Amy Lab, por lo que hace el doble de ilusión. Por si esto fuera poco, ya que ambas lo teníamos, Iria y yo nos lo leímos al mismo tiempo, intercambiando nuestros pareceres a medida que avanzábamos por sus páginas. Eso ayudó a que la lectura fuera incluso más llevadera de lo que es.

No os voy a negar que el principio se me hizo algo estereotipado: Jacqueline acaba de perder a sus padres. Eso, por supuesto, la obliga a irse a vivir con sus tíos. Para ello tendrá que abandonar el hogar que conoce, su instituto y sus amigos y, por tanto, trasladarse de Estados Unidos a España, concretamente a Madrid. Probablemente esa sea una de las novedades para mí: acostumbrada a leer novela principalmente extranjera, el hecho de que la historia ocurriera en nuestro país no me llamaba la atención. Sin embargo, tengo que admitir que las autoras han sabido sacarle el jugo. Nunca la sierra madrileña resultó tan atrayente. No solo eso, sino que, además, pronto nos desviamos de lo esperable y entramos en un argumento lleno de intriga… y amor juvenil.

En cuanto a los personajes, Amy Lab han sabido crear unos secundarios simplemente geniales. La pareja Marcos-Sandra me ha ENCANTADO (sí, con mayúsculas) y Phoebe, la mejor amiga de Jacq, es también un gran personaje. En general todos están bien diferenciados y tienen su propia personalidad, algo que le da muchos puntos positivos a la novela. Sin embargo (y aquí vienen los peros), los he encontrado enervantemente perfectos. No en un sentido psicológico, donde demuestran ser muy humanos, con sus virtudes y sus defectos, sino que hablo a un nivel físico: las descripciones se regodean en algunos detalles de los cuerpos que intentan reforzar lo buenos que están todos (en especial Marcos).

Pero aparte de los secundarios está la protagonista. Ella es un caso diferente. No me ha parecido del todo realista y, a decir verdad, por tiempos llegué a tenerle mucha manía. Sin embargo, entiendo sus motivaciones: sus padres se han muerto, es normal que esté destrozada. Al contrario que otros, no se regodea tanto en su sufrimiento. Además, su adaptación a su nuevo lugar de residencia es progresiva, como cabría esperar.

En cuanto a la trama, yo diría que mejora cuanto más nos acercamos al final. Quizá usen demasiado espacio para ponernos en situación, pero no tengo nada en contra de los planteamientos largos en los libros. En este caso, de hecho, creo que está muy bien llevado. Tengo que halagar el estilo de escritura (pese a alguna coma mal puesta y algún fallo que se les ha pasado al corregir), que permite una lectura muy rápida y entretenida. ¡El tiempo se me ha pasado volando mientras me sumergía en la historia! No obstante, también debo decir que algunas de las situaciones me han parecido forzadas. De hecho, más de una me ha parecido incluso estereotipada. Por poneros un ejemplo, se nos presenta la (muy) típica escena de manga para chicas: muchacho de buen ver y muchacha joven viven juntos. ¿Qué es esperable? Que haya accidentes del tipo “justo cuando estoy saliendo de la ducha, llegas tú y me ves.” ¡Ups!

En resumen, ¿me ha gustado el libro? Pues sí, pese a sus posibles lacras creo que merece la pena leerlo. ¿Hay que tener un ojo puesto en estas autoras? Sin duda. Esta es, al fin y al cabo, su novela debut, así que es de esperar que su siguiente trabajo sea aún mejor. Por mi parte, al menos, se han ganado ya una lectora fiel.

Nota: 3’5/5.
Una lectura fresca y entretenida para una tarde de verano.

 






5 comentarios:

  1. Coincidimos en muchas cosas, también adoré la pareja Sandra y Marcos. La verdad es que disfruté mucho de este libro, un beso

    ResponderEliminar
  2. Me produce cierta curiosidad este libro a pesar de esos fallitos. La portada es preciosa. Un beso! =)

    ResponderEliminar
  3. No lo he leído pero como a ti la portada me gustó mucho, ahora al leer la sinopsis y tu reseña, pues la verdad es que me dan ganas de leerlo.

    ResponderEliminar
  4. No lo he leido,pero he de confesarte que me atrae mucho su portada...asi que despuès de leer tu reseña....me lo apunto para una proxima lectura.
    besos

    ResponderEliminar
  5. No he leído mucho de este género, pero no descarto leer este libro, porque tiene algo que me llama la atención:)
    1beso

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.