martes, 5 de junio de 2012

Reseña: Her Dearest Sin, Gayle Wilson


Título: Her Dearest Sin
Serie: The Sinclair Brides (trilogía)
Autor: Gayle Wilson
Editorial: Mills & Boon
Año de publicación: 2002
ISBN: 0 263 83532-4
Páginas: 297


Sinopsis (traducida del inglés por una servidora):
Su salvador… su amante.
Sebastian, el más joven e imprudente de los tres hermanos Sinclair, nunca esperó enamorarse con tanta fuerza. O que sus sentimientos lo llevaran a rescatar a una valiente y hermosa noble española… ¡Hecha prisionera por los peligrosos deseos de otro hombre!
Doña Pilar le estaba agradecida al intrépido inglés que se había atrevido a arrancarla de las garras de un monstruoso demonio. Asimismo, entendía por qué debían casarse para preservar su honor. Pero ella quería el amor de su salvador, no solo un matrimonio de conveniencia…

Opinión Personal:
Reconozco que cuando encontré esta novela en una tienda de segunda mano, lo primero en lo que me fijé fue en el vestido de la chica de la portada. Los vestidos del siglo XIX son inconfundibles y en un libro eso es suficiente para hacer que me fije en él. Además, estaba en inglés. Para redondearlo, costaba 0,70€. Así que me lo compré. Sabía que era novela romántica (eso se huele a la legua, normalmente) y lo que podía esperar: mucha situación estereotipada; chico guapísimo y musculoso, fuerte y valiente; chica que desafía a su tiempo, pero que igualmente es un desecho de virtudes (y preciosa, por supuesto); relación prohibida que acabará en un final meloso…

No iba muy desencaminada en mis suposiciones. Los personajes son bastante típicos, aunque al contrario de lo que esperaba, la protagonista me cayó bien (algo difícil, creedme). Pilar nos es presentada como una mujer valiente y de ideas claras, aunque en ocasiones no me ha terminado de convencer como chica con coraje. El hecho de que caiga varias veces en la misma trampa, por ejemplo, no dice nada bueno en relación con su crecimiento a lo largo de su aventura. En cuanto a Sebastian Sinclair, la verdad es que me ha parecido un personaje prototípico y bastante irracional. Para que os hagáis una idea, tiene una cicatriz en la cara que parece amargarle la existencia. En algún momento incluso ha dicho que prefería la muerte a llevarla. ¿Hola? ¿Ha sobrevivido a una guerra con todos los miembros intactos y nos viene con esas? Lo siento pero no, no me creo que haya nadie tan estúpido.

En cambio los personajes secundarios me han encantado. No Julián, que no podría ser más malo y que no conoce lo que son los tonos grises. Él es sádico y casi da asco por sus acciones. Una perla, vaya. Pero sí me agradó la presentación de Dare e Ian, los hermanos de Sebastian. Hasta tal punto, incluso, que dan ganas de leer las otras novelas de la saga y saber así más de sus relaciones con sus esposas, Elizabeth y Anne. Si tengo la oportunidad quizá me haga con ellas.

Sin embargo, una de las cosas que más me ha llamado la atención es la sinopsis, que he traducido para vosotros. Normalmente esperas que la contraportada te desvele un poco de la historia, pero no que te haga un spoiler tan descaradamente. Porque el matrimonio de conveniencia del que hablan no ocurre hasta más de la mitad del libro. ¿El problema? Que después de eso ya viene la resolución. Aunque haya dicho que las novelas románticas siempre siguen un mismo patrón, por lo menos deberían dejar algo de intriga. Con resúmenes (porque eso es un resumen, no una sinopsis) así es como si te desvelaran casi todo. Y… ni siquiera se casan para “preservar su honor”, como se dice, así que además te engaña.

La historia de amor entre los protagonistas también merece mención. Me ha gustado mucho cómo empieza, y la verdad es que prometía. El problema es que, por ejemplo, la boda no me ha convencido de todo. Parece un recurso de última hora. No diré que está puesto con calzador… pero sí pillado con pinzas. Además de eso, cuando Pilar piensa por primera vez que está enamorada de Sebastian (no os desvelo nada, es una novela romántica, sabíais que ocurriría) creí que me había saltado varias páginas. ¿De dónde sale esa conclusión? ¿Más de doscientas páginas en las que no menciona ni una sola vez sus sentimientos por él y de pronto suelta que está loca y profundamente in love? Es casi como si la autora se hubiera dado cuenta de que tenía que añadir ese comentario.

A pesar de todos estos puntos más o menos negativos, me ha gustado. No es una obra imprescindible del género ni nada por el estilo, pero tiene su encanto. Me he reído mucho, por ejemplo, durante las situaciones humorísticas y, como he dicho, los secundarios merecen la pena, hasta el punto de convertirse en figuras imprescindibles dentro de la novela. Además, el final destaca por su narración poética, en comparación con el resto del libro. 

Os la recomiendo si queréis practicar vuestro inglés o si tenéis una tarde aburrida. La verdad es que se lee bastante rápido, y no hay nada en la pluma de la señora Wilson que se haga pesado. En definitiva, para costarme 70 céntimos, no ha estado mal.

Nota: 3/5.
Entretenida pero sin pretensiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.