lunes, 25 de junio de 2012

Reseña: Del material del que están hechos los sueños, Elizabeth Eulberg


¡Hola, extranjeros! ¡Iria al habla! ¿Cómo estáis todos? ¿Qué tal las vacaciones? ¿Ya las habéis empezado o estáis en la recta final todavía? Siento mi desconexión estos días, pero es que he estado aprovechado el final de los exámenes para desconectar y tomarme unos días de relajación antes de volver a la carga con todo lo que me espera. ¡Pero ya he vuelto, ya estoy aquí! A lo largo de esta semana voy a traer muchas cositas… ¡y estamos preparando un sorteo! Pero para que lo llevemos a cabo, queridos míos, tenemos que conseguir 250 seguidores. Por ahora os adelanto que van a ser, de momento, dos libros, así que habrá dos ganadores. Así que ya sabéis: a difundir y a llegar prontito a la cifra ;)
Por hoy, os dejo con esta reseña de Del material del que están hechos los sueños. ¡Gracias por leer!


Ficha Técnica
Título: Del material del que están hechos los sueños
Autor: Elizabeth Eulberg
Editorial: Alfaguara
ISBN: 978-84-204-1269-6
Páginas: 312

Sinopsis
Es el último curso en el Instituto de Artes Creativas y Escé­nicas de Nueva York para el grupo de amigos de Emme. Después de tres años de duro trabajo y constantes audi­ciones, están a punto de alcanzar sus metas. Sophie con­fía en ser una aclamada cantante, Carter se está convir­tiendo en un actor de éxito y Ethan y Emme poseen un don especial para la composición.
Pero, a veces, el amor, la amistad y la ilusión avanzan por caminos divergentes, y es entonces cuando te toca ele­gir... ¿Serías capaz de abandonar a tu mejor amigo en el momento más importante de su carrera? Y, sobre todo, ¿arriesgarías su amistad por ganar su amor?

Reseña
Los grupos de amigos siempre han sido problemáticos: surgen roces, no todo es amistad, no todos nos llevamos bien, no todo resulta ser como nos gustaría. En general, la amistad es un camino que hay que recorrer a trompicones y que nos obliga a dar muchas vueltas, encontrándonos y separándonos de mucha gente. Esto, precisamente, procura decirnos Del material del que están hechos los sueños.

Este ejemplar lo conseguí, como viene siendo normal en las últimas actualizaciones que estamos haciendo, en la BLC2012, pero lo cierto es que ya le había echado el ojo antes. Me llamaba la atención la portada española, pero más aún la portada inglesa (a mi parecer, tras la lectura de la novela, muchísimo más acertada). Quizá por eso me haya resultado decepcionante: me llamaba un montón especialmente por el título, pero mi conclusión tras la lectura es que es mucho título para tan poca novela.

Nos encontramos ante una historia muy sencilla, una novela de personajes y de historias entrelazadas. Normalmente este tipo de historias me suelen gustar mucho, pero esta precisamente me ha dejado fría. El argumento es simple: Sophie quiere ser (y piensa que es) una gran cantante; Emme es su mejor amiga desde siempre y es una compositora brillante que cree que necesita a su amiga para interpretar sus temas; Ethan es un compositor aún mejor si cabe que Emme y solo quiere preocuparse de crear su música; Carter es una estrella que decide entrar en el Instituto de Artes Creativas y Escénicas. Esas son las claves iniciales de esta historia y el CAE (siglas con las que llaman al Instituto) el escenario en el que va a transcurrir. Partiendo de esto, la novela se irá desarrollando a base de enredos, amistades, amores, traiciones y mucha, mucha música.

La historia en sí no tiene nada de malo: es un buen libro para pasar el rato, es entretenida y, a pesar de los tópicos que se repiten una y otra vez a lo largo de las páginas, resulta incluso divertida. El ritmo es correcto, con algunos saltos temporales que, sin embargo, no te hacen perder el hilo de la historia. Los personajes son correctos. El final es correcto. Pero nada más. Todo se queda en un frío “correcto”, sin notables ni sobresalientes. No consigue emocionar ni transmitir ningún tipo de emoción. Es como ver una película americana más, de tantas, o directamente tragarse toda una temporada de Glee entera. De hecho, por momentos pensaba que había puesto la televisión y en la flamante Sophie estaba viendo alguna de las egocéntricas interpretaciones de Rachel Berry.

Quizá lo que menos me haya gustado sean, precisamente, los personajes. Aunque se supone que suele haber algún tipo de identificación en este tipo de novelas juveniles, puesto que los problemas a los que se enfrentan son los mismos a los que podría enfrentarse cualquier adolescente, no me ha pasado. Sophie es una ególatra insufrible que solo quiere éxito, una manipuladora vil que al principio se aboceta como protagonista y al final solo lleva a cabo el papel de mala superficial y pretenciosa. Es un personaje demasiado plano, como la animadora rubia y pija de toda película americana pero en cantante insoportable. Emme es algo más entendible y al menos cae simpática, pero de nuevo vuelve a quedarse solo en un personaje correcto. No reacciona casi al final a pesar de que tiene un montón de evidencias delante de sus narices. Respecto a Ethan, es un personaje que me parece que está mal planteado, con muchos altibajos pero sin profundización en ellos. Podría haber sido muy interesante de haberse metido más en su personalidad. El que más me ha gustado ha sido, sin duda alguna, Carter: aunque al principio pensé que sería el típico guaperas engreído, me ha sorprendido gratamente; es el único que realmente admite sus errores, aprende de ellos y lucha en cada momento. Se equivoca, reacciona y se corrige. Me pareció muy interesante su historia y el desarrollo de su personaje es el más notable de todos. Hay algo que ayuda también a este personaje, y es que su propia narración marca la diferencia en él. Mientras que los demás personajes narran con diálogos, Carter cuenta las intervenciones de la gente con el nombre y dos puntos, a modo de teatro. Es una simbología bastante interesante: él ha sido actor toda su vida y llega a ver su propia vida como una gran obra de teatro. Como opinión completamente personal y subjetiva, creo que este simbolismo habría sido redondo si al final del libro él dialogase finalmente con guiones, como prueba de que siente todo lo que le sucede más real.

Como ya he dicho, la historia no resulta ni mucho menos sorprendente. Se puede saber por dónde van a ir los tiros desde que conoces a todos los personajes y no te consigues quitar la sensación de estar viendo una película de instituto de las de domingo por la tarde y helado, al más puro estilo High School Musical. Pese a eso, resulta una lectura amena y entretenida, sin pretensiones. Respecto al estilo de narración, sencillo y directo, muy adaptado al pensamiento juvenil. La autora, al manejar diferentes voces, consigue darle a cada personaje su propia voz y sus propias expresiones, así que es un punto a su favor.

Algo que definitivamente no me ha gustado, y de nuevo vuelvo a pedir disculpas si no queréis opiniones sobre el resultado físico del libro, es la maquetación. Esta novela tiene una característica peculiar, y es que no tiene capítulos. De tenerlos, de hecho, solo tendría tres: “Los castings”, “Último Curso” y “Graduación”. Son las partes en las que está dividido el libro, al más puro estilo “introducción, nudo y desenlace”. Están marcadas con los títulos anteriormente dichos y no habría ningún problema… pero maldigo al maquetador al que se le ocurrió utilizar una tipografía inmensa que literalmente corta todos los títulos tanto al principio como al final. Tanto es así que en el apartado de “Agradecimientos”, solo se puede leer Gradecimientos. Digo yo, ¿por qué no tienen más cuidado con estas cosas? En mi opinión el aspecto físico de los libros es bastante importante, tanto exterior como interiormente…

Pero volviendo a la historia en sí, y para concluir: ¿recomendada? No es ninguna brillantez, no es nada especialmente apasionante y definitivamente no es un imprescindible, pero se puede leer para pasar un buen rato despreocupado.

3/5
*Agradecimientos a Alfaguara y a la BLC2012 por el ejemplar.



5 comentarios:

  1. Pues a mi me llama la atención.
    Gracias por tu reseña.
    Besos^^

    ResponderEliminar
  2. A mí tampoco es que me llamara mucho la atención, pero bueno si se me presente la oportunidad de leerla la aprovecharía, parece entretenidilla al menos. ¡Un beso! =)

    ResponderEliminar
  3. Tal vez me lo lea, pero no las tengo todas conmigo.
    Gracias por la reseña!!un beso

    ResponderEliminar
  4. De esta autora he leído un libro y me gustó bastante así que a ver si puedo leer pronto este libro para ver que tal :)

    Un besito♥

    ResponderEliminar
  5. Por loq ue dices es un libro entretenido, de esos para el veranito.
    La portada original es muchísimo más bonita :$
    Gracias por la reseña!
    Besitos :3

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.