viernes, 15 de junio de 2012

Alyse Thanet: la amiga entre dos mundos


(El escenario está vacío. Se escuchan murmullos, pero nadie aparece. Marcus se asoma y mira alrededor, probablemente buscando a Ilyria. Saca su reloj de bolsillo y lo consulta. Frunce el ceño y mira al público, carraspeando)

Marcus: Bienvenidos una semana más a este nuestro humilde sitio. Con un día de retraso pero aquí estamos... (mira alrededor de nuevo) estoy, quiero decir. Porque no sé dónde se ha metido Ilyria, que debería estar ya aquí con la invitada de esta semana...

Ily: (entra, parloteando animadamente con una chica que parece más mayor que ella, aunque no demasiado. Su acompañante es morena, de grandes ojos castaños, y tiene ademanes y vestimenta de dama. En contraposición con los aspavientos de Ilyria, siempre alegres, ella apenas se mueve, mucho más tranquila, aunque sonríe) Y ya hemos pasado las 3100 descargas. Y estamos a punto de ser 200 en el blog. ¡200! Y de hecho ya somos más de 200 en nuestra página de facebook. Y la gente vota, por eso estás tú aquí... Es una pasada, ¿no crees? No nos esperábamos tanta acogida cuando empezamos ni de broma. Aunque muchos nos quieren patear el culo porque el final de la novela es muy abierto... ¡Pero eso es cosa de las autoras, no nuestra, está clarísimo!

Alyse: (ladea la cabeza) Seguro que os piden la segunda parte muy a menudo, ¿no?

Marcus: (carraspea, haciéndose notar) Llegáis tarde. Llevo un buen rato esperando. ¿No sabéis que es de mala educación tener al público mirando a la nada?

Ily: (le mira) ...Lo bueno se hace esperar. Y estábamos en medio de una acción muy importante que nos ha tenido sumamente ocupadas...

Marcus: ...¿Qué puede ser tan importante?

Alyse: El té. Con pastas.

Ily: ¡Exacto! ¿No quieres que sea una dama? Pues una dama nunca se saltaría el té. ¡Jamás!

Marcus: Eso no... (sacude la cabeza) Es igual. No entraré en los detalles de tu educación como dama ahora. (Se vuelve hacia la otra chica) Bienvenida. Hace poco que el señor Thanet estuvo por aquí...

Alyse: (frunce el ceño y se vuelve hacia Ilyria) Eso no me lo habías dicho.

Ily: ... (se encoge de hombros) ¿importa? Ha estado mucha gente. El público ha ido votando y han ido saliendo según las peticiones de estos. Y así volverá a pasar la semana que viene... (mira al público) ¡Queridos míos, esta es Alyse Thanet, la esposa de William y mi encantadora amiga! (la abraza, a lo que la muchacha se ruboriza, avergonzada) ¡ya podéis votar por el siguiente personaje que queréis conocer! (mira a Alyse de nuevo) Del que viene, se coloca una imagen y una ficha en la sección de Personajes del blog, para que la gente pueda verla...

Alyse: (murmura) Pues me parece indignante que hayan elegido antes a William... ¿Qué fue de lo de las damas primero?

Marcus: Creo que nuestro público no se rige por esa ley.

Ily: (carraspea) Eligieron a Abbigail y a Rowan antes que a tu marido, qué puedes esperar...

Marcus: Luego le cuentas los detalles. Todos aquí hemos sido testigos de esas escenas. Y no queremos repetirnos. (Se gira hacia el público) Aunque esta semana ha sido más bien tranquila, os recordamos que nuestras autoras tienen un sorteo activo al que os animamos que participéis.

Ily: ¡Cierto, cierto! Quedan solo unos días para que acabe, así que... ¡animaos!

Marcus: Que la suerte esté de vuestra parte. Por participar no perdéis nada. Además de eso (mira a Ilyria) Creo que han hecho una nueva reseña de la novela, ¿no es así?

Ily: De hecho, dos: una en el blog Historias poco corrientes y otra en Los Octaedriles. Os recordamos que podéis ver todas las opiniones que nos han ido llegando hasta ahora en la sección de Reseñas. Ah, y agradecemos a todos aquellos que nos envían mails con sus pareceres: también los hay y no nos olvidamos de vosotros. ¡Nos emocionan mucho!

Marcus: Las autoras se ponen muy contentas cuando reciben esos mails de ánimo. ¡Gracias!

Alyse: ¿Y la segunda parte?

Marcus: ... (la mira) Pronto. Este verano, quizá.

Ily: No hagas presión tú también, Alyse, querida... Bueno, creo que es todo (engancha a su amiga del brazo) Podemos volver a tu casa. Estoy segura de que aún te quedan de esas pastas tan ricas que me pones siempre...

Alyse: Y seguro que hay pastelitos (sonríe) Y si no, siempre podemos ir a comprarlos

Marcus: No creo que dentro de la educación de dama entre lo de cebarse...

Ily: (le mira, maliciosa) Lo que pasa es que te da rabia que no te invitemos. Estás celoso, celoso, porque no me voy contigo... Pero lo siento, Marcus: ya que tú te muestras tan reacio a dejarte comer a veces, pues tengo que suplir tu falta con dulce. En realidad, todo es culpa tuya. Medita sobre ello (y sí, así, tan ancha, se va, arrastrando a su amiga con ella)

Marcus: (abre la boca y alza un dedo) ... (baja el dedo y frunce el ceño) Insaciable (se despide con una inclinación de cabeza y se va por el lado contrario)

2 comentarios:

  1. No, en verano no. ANTES DEL VERANO. ANTES. ANTES. ANTES ¿¡ESTAMOS!? QUE YA QUE NO PUEDO IR A TU CUMPLE NECESITO ALGO QUE ME ALEGRE.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre el dibujo me ha encantado. Sé que hace mogollón que parece que no me paso por aquí pero siempre que puedo me pongo al día con todas vuestras entradas.
    Ya sabeís que como muchos más espero impacientemente (más bien lo más pacientemente que puedo) la segunda parte de Pétalos de papel.
    ¡Seguid así chicas!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.