domingo, 29 de abril de 2012

Reseña: La piel desnuda, Pati Blasco


¡Hola, extranjeros! ¡Feliz domingo! Hoy os traigo algo que llevaba ya tiempo queriendo hacer, pero por falta de tiempo todavía no había podido. De hecho, pretendía hacer videoreseñas, pero lamentablemente soy torpe con las tecnologías y me quitaba mucho más tiempo la edición de los vídeos y demás. Así que… os dejo la primera reseña del blog: el libro es La piel desnuda, de Pati Blasco, y os recordamos que es uno de los premios que podéis conseguir en el sorteo de los más de 100 seguidores del blog. Yo que vosotros, no perdería la oportunidad. 


Título: La piel desnuda.
Autor: Pati Blasco.
Editorial: Temas de hoy
ISBN: 978-84-8460-954-4
286 páginas
Sinopsis:
Mientras conduce hacia su casa, Ángel atropella a Sofía y se da a la fuga. Acuciado por la culpa, vuelve al lugar y comprueba que a la víctima aún le queda un hálito de vida y que su intervención puede ser decisiva para que siga respirando. Ángel consigue salvar a Sofía, pero esta se queda en coma. A partir de ese momento, el joven orquesta una arriesgada mentira sobre su identidad que le permitirá introducirse en el universo de la enferma y conocer a su peculiar familia.

La piel desnuda es una trepidante historia de amor, violencia y solidaridad que nos permite reflexionar sobre los angustiosos giros que produce el azar, y el poder de la justicia y el amor para enderezar el futuro.

Reseña:
La piel desnuda no es solo un libro romántico. Es lo primero que tengo que decir, por si alguien (como me pasó a mí) pudiera equivocarse. Si bien es cierto que conocí esta novela a raíz de un encuentro de literatura romántica, cuando terminé de leer me quedé absolutamente convencida de que este libro había estado mal catalogado. Es cierto que hay un fuerte componente romántico en la historia, pero en absoluto es el amor el protagonista. Los protagonistas de esta novela son, en general, los sentimientos. Hay demasiados como para encerrarlos todo en “amor”, al menos considerando el amor como una simple relación romántica entre dos personas. Esta novela habla de cariño, de fraternidad, de amistad, de infancia, de familia. Es una novela, por encima de todo, intensa.

Pero comencemos por el principio. La piel desnuda nos presenta a un personaje claramente protagonista, Ángel Álamo, un afamado escritor que ha dejado de escribir tras haber caído en una profunda depresión. Está apagado, muerto en vida, tras un suceso traumático que, por supuesto, no pienso desvelaros. La vida de Ángel no tiene sentido, está vacía… hasta que un día, borracho, atropella a Sofía con su coche y se da a la fuga. Corroído por la culpa, deja el coche escondido y vuelve al lugar del atropello para comprobar como está la pobre inocente a la que le ha pasado por encima. Llega a acompañarla al hospital para seguir en primera fila su estado de salud (Sofía entra en coma) y es allí donde conocerá a la familia de la víctima.

Como os he dicho, La piel desnuda es un libro de sentimientos y Ángel Álamo es un personaje que ya no siente más que soledad y desgracia. Es desde este encuentro con la familia de Sofía cuando todo se activa: la trama, las emociones, los personajes…

Como dijo Jack, vayamos por partes:

La trama al principio puede parecer simple, pero nada más lejos de la realidad. Descubrimos en el libro una trama principal (Ángel y la familia de Sofía, junto con el avance de la salud de la atropellada) y una trama secundaria que pronto se hila hasta lo inevitable con la primera. Se aúnan, se juntan y se convierten en una sola casi sin que nos demos cuenta. Es imposible separarlas. Esta segunda trama tiene que ver con Sofía, con lo que era antes de que fuese atropellada, algo que Ángel va descubriendo gracias a la lectura del diario de ella. Sofía trabajaba en una ONG que investigaba los abusos policiales en la frontera con Marruecos... y es posible que por sus investigaciones, quisieran acabar con ella. Antes de que pueda darse cuenta, Ángel está tan metido en este asunto como si fuera él la propia Sofía; como si los problemas de su víctima fuesen directamente los suyos propios.

Cabe decir que el ritmo de narración es excelente: en ningún momento se hace pesado, en ningún momento hay más de lo que debería haber, en ningún momento sientes que hay partes de las que se podría haber prescindido o que han sido hechas solo por el archiconocido “relleno”. Como os comentaba, en este libro no se puede hablar solo de amor. Tampoco solo de sentimiento. Hay una velada  (o no tan velada, en según qué pasajes de la novela) crítica social muy interesante y que la autora resuelve con muchísima maña y elegancia. Dice las cosas que hay que decir, nos muestra una realidad aterradora, la denuncia y todo eso sin resultar quejicosa o fuera de lugar. Es necesaria y se complementa perfectamente con la totalidad de la novela.

Siguiendo con la narración, he de decir que lo que más me sorprendió de la novela fue la pluma de la escritora. Es elegante, romántica, suave y poética. Es dulce cuando tiene que serlo y dura cuando tiene que serlo, pero sin perder nunca ese componente literario tan suyo, hermoso y claro. Un apunte bastante curioso y que me encantó en la manera de escribir fue la estructura narrativa: la historia se cuenta desde el punto de vista de Ángel, en un tiempo presente muy acertado para la acción que se lleva a cabo. No obstante, Ángel escribe dirigiéndose directamente a alguien: la narración está dirigida a un receptor, que es Sofía, de modo que hay interpelaciones directas, como si nos estuviera contando la historia a nosotros; como si nosotros, de alguna manera, pudiéramos llegar a ser Sofía.

Si de algo no me ha quedado duda tras leer esta novela es que Pati Blasco es una gran escritora a la que pienso seguir escriba lo que escriba. Mi ejemplar de La piel desnuda ha quedado repleto de post-its que marcan incluso párrafos enteros llenos de realidad y poesía. Simplemente maravillosa su forma de escribir. Algunos ejemplos de frases que tengo marcadas:

“A veces creo que solo soy una mujer deseando que la abracen”.

“Tengo miedo de sentir que tú no me sientes”.

“Quiero mudarme de planeta. A uno donde los buenos no mueran asesinados, atropellados o apaleados. A uno donde haya un sitio para los malos que se arrepienten. Donde haya esperanza y no dolor. A ese donde quepa mi camino inventado, las palabras no sobren y me lleves contigo”.

“Ante toda la mierda que hay a nuestro alrededor, la belleza es un acto revolucionario”

Continuemos: personajes. Todos, y digo todos, los personajes son perfectos. Realmente perfectos. Son reales, algo que exijo a todos los libros que leo. Si no me creo a los personajes, si no me hacen creer que ese personaje podría ser yo o cualquiera de mis conocidos, con sus inquietudes, sus miedos, sus amores, sus ilusiones y sueños, no soy capaz de disfrutar de la lectura. Esto explica que esta novela me haya gustado tanto: no hay ni un solo personaje que no me resultase verosímil y, al terminar, te dan ganas de saber más de todos. Ya ni hablar de quedarte con un solo personaje: resulta una tarea titánica elegir a uno de todo el elenco de personas que conforman el universo de La piel desnuda. Aunque, si tengo que decantarme por uno, me quedo con Arturo, “el niño Rey”, el sobrino de Sofía y, en mi opinión, uno de los personajes más fuertes e intensos de toda la novela (con el permiso de Ángel, nuestro encantador protagonista, que es una maravilla también).

Hay muchos matices que probablemente se me estén quedando en el tintero. Mil cosas que os podría decir, también, pero que os descubrirían la novela y le quitarían toda la magia que tiene: algo que, definitivamente, no pienso hacer. La piel desnuda es un libro que debéis coger y catar vosotros mismos, un libro para masticar y saborear y, sobre todo, sentir.

Como imaginaréis, después de esto solo puedo decir… 


¡Totalmente recomendado! 

8 comentarios:

  1. ¡Increíble reseña! ¡Guau! El libro pinta genial, espero poder comprármelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! ^^

      Puedes participar en el concurso de los 100 seguidores ^^ Con suerte puede tocarte ese y el resto del premio que tenemos.

      Eliminar
  2. Ángel Álamo Alarcón29 de abril de 2012, 21:38

    a veces creo que solo soy una mujer que escribe para ti... el libro se puede comprar en libreriadesnivel.com

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Pues si dices que está genial...
    pero yo tengo muuucho por leer. Y subiendo.
    Muchos besos :D

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué buena reseña! La verdad es que es una novela a tener en cuenta después de leer esta crítica...

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Yo estuve en la presentación que hizo la autora y ya me quedé con las ganas, así que después de esta reseña...

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.